¿Cómo de impermeable es tu equipo?

Con la tromba de agua que calló en la Black Lightning I todavía en la cabeza empecé a plantearme una nueva equipación con una premisa clara: No quiero volver a acabar así de empapado nunca más.

Al final me decidí por un equipo del KCT holandés de entre 1999-2003, permitiéndome algunas licencias como eliminar el indeseable ceñidor de dos pulgadas rematado con broches metálicos y clip ALICE para lo bolsillos que te machaca la cintura entre pinchazos y roces, y las botas, terriblemente malas y anticuadas…

SIGUE LEYENDO

Deja un comentario