Review Field Ambush Pants de P1G-TAC, camo Varan

Inicio Foros Reviews Equipación Review Field Ambush Pants de P1G-TAC, camo Varan

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  metalinside hace 1 mes.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
  • Autor
    Publicaciones
  • #12069

    metalinside
    Moderador

    Continuamos con las reviews de P1G-TAC. En este caso unos pantalones de combate, que nos recuerdan a primera vista a los ya clásicos gen2, los Field Ambush Pants. Estos concretamente en el camuflaje propietario de P1G-TAC “Varan”, que es su interpretación de camuflaje universal. Me decidí por este camuflaje aparte de por su peculiar patrón, por su patrón de colores, que lo hace ideal para el bosque ibérico.

    El pantalón viene en una bolsa de malla. Se trata de una bolsa de buena calidad, no “de usar y tirar”, con la etiqueta de la marca.

    Vista general por la parte delantera y trasera.

    Tenemos tres etiquetas: la de la marca, la de YKK, fabricante de las cremalleras, y la de Prof-it-on, el material de la tela, que es básicamente ripstop 65% algodón, 35% poliester, NIR compliant.

    La cremallera de la bragueta es, como es norma de YKK, de buena calidad, y suficientemente larga para orinar sin problemas. La cintura se ajusta con velcro en lugar de botón, para que la cintura quede ceñida a nuestro gusto.

    En las presillas frontales tenemos dos mosquetones para colgar accesorios.

    En el bolsillo delantelo tenemos un refuerzo para que los clips se sujeten mejor y el rozamiento tarde más en hacer mella en el tejido.

    Tenemos un refuerzo similar en el interior de los tobillos.

    En el bolsillo derecho hay un pequeño bolsillo interior, similar al de los pantalones vaqueros pero algo más grande.

    de los bolsillos frontales salen las tiras de ajuste que nos permiten elevar la posición de las rodilleras si es necesario.

    En el bolsillo frontal cabe perfectamente un cargador de AK.

    En los bolsillos musleros caben casi dos.

    Aquí podemos ver más claramente las dimensiones del bolsillo.

    En la cremallera que hay por delante del bolsillo muslero, tenemos otro bolsillo, algo más pequeño.

    La cremallera trasera abre una rejilla de ventilación.

    El bolsillo de las rodilleras es bastante amplio. Cabrán tanto la mayoría de las del mercado como las caseras.

    Por encima de las rodillas tenemos unos insertos de elástico para cuando nos acuclillemos.

    Los tobillos se ciñen con velcro.

    En la parte trasera, tenemos un refuerzo en los glúteos.

    Los bolsillos traseros van con velcro y son algo más pequeños que los frontales y musleros.

    La zona lumbar está levemente acolchada y también tiene un inserto elástico para el acuclillamiento. Las hebillas del cinturón pueden admitir cinturones de hasta 6 centímetros.

    Una vez repasadas sus características, hablemos de como se portan en el campo. El ajuste de cintura por velcro es todo un acierto y admite prácticamente cualquier cinturón. Además, la cintura es ya de por si algo rígida, lo que facilita que colguemos cosas de él. El corte es cómodo y tiene el punto justo de amplitud para no constreñir muslos o caderas anchos, no restringiendo para nada el movimiento.

    Faltará la prueba de resistencia con el tiempo y la efectividad del camuflaje, que veremos en una review más adelante.

  • Autor
    Publicaciones
  • #12069

    metalinside
    Moderador
    • Offline

    Continuamos con las reviews de P1G-TAC. En este caso unos pantalones de combate, que nos recuerdan a primera vista a los ya clásicos gen2, los Field Ambush Pants. Estos concretamente en el camuflaje propietario de P1G-TAC “Varan”, que es su interpretación de camuflaje universal. Me decidí por este camuflaje aparte de por su peculiar patrón, por su patrón de colores, que lo hace ideal para el bosque ibérico.

    El pantalón viene en una bolsa de malla. Se trata de una bolsa de buena calidad, no “de usar y tirar”, con la etiqueta de la marca.

    Vista general por la parte delantera y trasera.

    Tenemos tres etiquetas: la de la marca, la de YKK, fabricante de las cremalleras, y la de Prof-it-on, el material de la tela, que es básicamente ripstop 65% algodón, 35% poliester, NIR compliant.

    La cremallera de la bragueta es, como es norma de YKK, de buena calidad, y suficientemente larga para orinar sin problemas. La cintura se ajusta con velcro en lugar de botón, para que la cintura quede ceñida a nuestro gusto.

    En las presillas frontales tenemos dos mosquetones para colgar accesorios.

    En el bolsillo delantelo tenemos un refuerzo para que los clips se sujeten mejor y el rozamiento tarde más en hacer mella en el tejido.

    Tenemos un refuerzo similar en el interior de los tobillos.

    En el bolsillo derecho hay un pequeño bolsillo interior, similar al de los pantalones vaqueros pero algo más grande.

    de los bolsillos frontales salen las tiras de ajuste que nos permiten elevar la posición de las rodilleras si es necesario.

    En el bolsillo frontal cabe perfectamente un cargador de AK.

    En los bolsillos musleros caben casi dos.

    Aquí podemos ver más claramente las dimensiones del bolsillo.

    En la cremallera que hay por delante del bolsillo muslero, tenemos otro bolsillo, algo más pequeño.

    La cremallera trasera abre una rejilla de ventilación.

    El bolsillo de las rodilleras es bastante amplio. Cabrán tanto la mayoría de las del mercado como las caseras.

    Por encima de las rodillas tenemos unos insertos de elástico para cuando nos acuclillemos.

    Los tobillos se ciñen con velcro.

    En la parte trasera, tenemos un refuerzo en los glúteos.

    Los bolsillos traseros van con velcro y son algo más pequeños que los frontales y musleros.

    La zona lumbar está levemente acolchada y también tiene un inserto elástico para el acuclillamiento. Las hebillas del cinturón pueden admitir cinturones de hasta 6 centímetros.

    Una vez repasadas sus características, hablemos de como se portan en el campo. El ajuste de cintura por velcro es todo un acierto y admite prácticamente cualquier cinturón. Además, la cintura es ya de por si algo rígida, lo que facilita que colguemos cosas de él. El corte es cómodo y tiene el punto justo de amplitud para no constreñir muslos o caderas anchos, no restringiendo para nada el movimiento.

    Faltará la prueba de resistencia con el tiempo y la efectividad del camuflaje, que veremos en una review más adelante.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.