Victorinox Compact

Foro TFM Foros Reviews Miscelánea Victorinox Compact

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  metalinside hace 3 años, 1 mes.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
  • Autor
    Publicaciones
  • #6382

    metalinside
    Moderador

    Hoy, para variar de las grandes multiherramientas, vamos a ver en profundidad una Victorinox que, como su nombre indica, comprime el mayor número de herramientas en el mínimo espacio (91mm plegada), convirtiéndola en una navaja ideal para llevar a todas partes, como herramienta secundaria o incluso terciaria, ya que pesa poco y cabe en cualquier sitio. Como la review va a ser breve analizaremos un pequeño accesorio que siempre es un buen compañero en el monte: el afilador de bolsillo estilo boli también de Victorinox.

    <!–more–>

    Empezamos con la navaja. Vemos unas cachas brillantes, estándar en las Vic pequeñas. Proporcionan un buen agarre.

    Es bastante fina para la cantidad de herramientas que tiene. Vemos que se ha eliminado una “capa” de herramientas por el sencillo método de colocar la hoja de navaja en ángulo.

    Procedemos a abrir la navaja.

    La hoja tiene un gran afilado que se mantiene muy bien en el paso del tiempo, como es estándar en Victorinox. Tiene una punta baja, muy baja, que aumenta la superficie útil de corte en una navaja tan pequeña.

    Las tijeras son grandes, del tamaño de las navajas “mayores”. Son mi parte favorita. Bien afiladas y diseñadas, y además las podemos afilar tras haberles dado tralla.

    La tercera herramienta, que en apariencia es el clásico abrebotellas/destornillador/pelacables, además funciona como abrelatas gracias a que su punta está ligeramente inclinada y afilada. Hay que saber que no funciona tan bien como un abrelatas “dedicado” y tardaremos algo más en abrir la lata.

    En el lato opuesto tenemos un curioso gancho que puede cargar hasta 70 kg. Es relativamente cómodo de coger. Puede parecer poco útil, pero nunca se sabe. En los modelos nuevos en uno de los lados del gancho se incorpora una lima de uñas.

    En las cachas tenemos las clásicas pinzas…

    …palillo…

    …y una de las partes más interesantes, un bolígrafo.

    El bolígrafo es algo incómodo de coger al ser tan fino (más fino que una mina de boli bic) así que si tenemos problemas para cogerlo hay un pequeño truco: colocarlo “debajo” del gancho.

    A continuación tenemos el destornillador. Habréis observados que hay un curioso objeto enroscado en él.

    Se trata de un microdestornillador que será un verdadero salvavidas si lleváis gafas.

    Por último, tenemos un pequeño cabezal al que podemos acceder una vez abierto el sacacorchos.

    Se trata de un alfiler, que también puede venir siempre bien. Es un alfiler de tamaño estándar, así que si lo perdéis cualquier alfiler de la caja de la costura podrá reemplazarlo.

    Como habréis visto tenemos un porrón de herramientas en el mínimo espacio, muy cómoda y práctica. Una pequeña gran navaja.

    Como apéndice vamos a hablar del afilador tipo boli.

    Si quitamos el capuchón vemos un afilador cerámico. Aunque en teoría podemos afilar nuestras navajas con él no lo recomiendo, debido al perfil del afilador y que come mucho acero. Eso sí, es ideal para los cuchillos de cocina, por ejemplo.

    Por el otro lado vemos un afilador tipo chaira, pero algo más duro. Este si es adecuado para las navajas.

    La técnica de afilado es un poco incómoda al ser tan pequeña. Yo suelo mover la chaira sobre la navaja, al contrario de lo que suelo hacer con chairas grandes y cuchillos, pero mientras mantengáis un buen ángulo cualquier técnica es buena. Aunque no se trata del mejor afilador del mercado, tiene un buen precio y es muy compacto.

  • Autor
    Publicaciones
  • #6382

    metalinside
    Moderador
    • Offline

    Hoy, para variar de las grandes multiherramientas, vamos a ver en profundidad una Victorinox que, como su nombre indica, comprime el mayor número de herramientas en el mínimo espacio (91mm plegada), convirtiéndola en una navaja ideal para llevar a todas partes, como herramienta secundaria o incluso terciaria, ya que pesa poco y cabe en cualquier sitio. Como la review va a ser breve analizaremos un pequeño accesorio que siempre es un buen compañero en el monte: el afilador de bolsillo estilo boli también de Victorinox.

    <!–more–>

    Empezamos con la navaja. Vemos unas cachas brillantes, estándar en las Vic pequeñas. Proporcionan un buen agarre.

    Es bastante fina para la cantidad de herramientas que tiene. Vemos que se ha eliminado una “capa” de herramientas por el sencillo método de colocar la hoja de navaja en ángulo.

    Procedemos a abrir la navaja.

    La hoja tiene un gran afilado que se mantiene muy bien en el paso del tiempo, como es estándar en Victorinox. Tiene una punta baja, muy baja, que aumenta la superficie útil de corte en una navaja tan pequeña.

    Las tijeras son grandes, del tamaño de las navajas “mayores”. Son mi parte favorita. Bien afiladas y diseñadas, y además las podemos afilar tras haberles dado tralla.

    La tercera herramienta, que en apariencia es el clásico abrebotellas/destornillador/pelacables, además funciona como abrelatas gracias a que su punta está ligeramente inclinada y afilada. Hay que saber que no funciona tan bien como un abrelatas “dedicado” y tardaremos algo más en abrir la lata.

    En el lato opuesto tenemos un curioso gancho que puede cargar hasta 70 kg. Es relativamente cómodo de coger. Puede parecer poco útil, pero nunca se sabe. En los modelos nuevos en uno de los lados del gancho se incorpora una lima de uñas.

    En las cachas tenemos las clásicas pinzas…

    …palillo…

    …y una de las partes más interesantes, un bolígrafo.

    El bolígrafo es algo incómodo de coger al ser tan fino (más fino que una mina de boli bic) así que si tenemos problemas para cogerlo hay un pequeño truco: colocarlo “debajo” del gancho.

    A continuación tenemos el destornillador. Habréis observados que hay un curioso objeto enroscado en él.

    Se trata de un microdestornillador que será un verdadero salvavidas si lleváis gafas.

    Por último, tenemos un pequeño cabezal al que podemos acceder una vez abierto el sacacorchos.

    Se trata de un alfiler, que también puede venir siempre bien. Es un alfiler de tamaño estándar, así que si lo perdéis cualquier alfiler de la caja de la costura podrá reemplazarlo.

    Como habréis visto tenemos un porrón de herramientas en el mínimo espacio, muy cómoda y práctica. Una pequeña gran navaja.

    Como apéndice vamos a hablar del afilador tipo boli.

    Si quitamos el capuchón vemos un afilador cerámico. Aunque en teoría podemos afilar nuestras navajas con él no lo recomiendo, debido al perfil del afilador y que come mucho acero. Eso sí, es ideal para los cuchillos de cocina, por ejemplo.

    Por el otro lado vemos un afilador tipo chaira, pero algo más duro. Este si es adecuado para las navajas.

    La técnica de afilado es un poco incómoda al ser tan pequeña. Yo suelo mover la chaira sobre la navaja, al contrario de lo que suelo hacer con chairas grandes y cuchillos, pero mientras mantengáis un buen ángulo cualquier técnica es buena. Aunque no se trata del mejor afilador del mercado, tiene un buen precio y es muy compacto.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.